jueves, 8 de diciembre de 2016

Lee esto cuando te sientas cansado de todo

Este artículo presenta una perspectiva inusual para tratar el cansancio. Te recomendamos que respires profundamente, que lo leas y que siga sus consejos.

-Sé lo que es sentirse cansado ... y no sólo en el sentido físico.

El mundo en que vivimos es un lugar agotador. Es extraño. Es ingrato. Es intentar sin fin y apenas gratificante. Estás cansado simplemente porque vives en él. Estás cansado de amar demasiado, de cuidar demasiado, de dar demasiado a un mundo que nunca devuelve nada. Estás cansado de invertir en resultados indefinidos. Estás cansado de las incertidumbres. Cansado del gris.
IMAGEN: PEXELS

Sé que no siempre has estado tan desgastado - que hubo un tiempo en que tuviste esperanza y pureza. Cuando tu optimismo superaba tu cinismo y tenías una cantidad infinita en ti para dar. Sé que has sido astillado y desgastado pieza por pieza - un corazón roto aquí y una promesa no mantenida allí. Sé que el mundo no siempre ha sido bueno a lo largo de los juegos que has jugado y que has perdido más veces de las que has ganado. Sé que te sientes poco inspirado para intentarlo de nuevo. Lo sé.

Porque la verdad es que todos estamos cansados. Cada uno de nosotros. Por una cierta edad, no somos nada más que un ejército de corazones rotos y almas doloridas, buscando desesperadamente la realización. Queremos más, pero estamos demasiado cansados ​​para pedirlo. Estamos hartos de donde estamos, pero estamos demasiado asustados para empezar de nuevo. Tenemos que asumir riesgos, pero tenemos miedo de ver que todo se derrumba a nuestro alrededor. Después de todo, no estamos seguros de cuántas veces podremos empezar de nuevo.

Sé lo imposible que puede parecer ir e intentar cuando tu alma está agotada. Sé que los ideales alegres que una vez fueron prometidos ahora parecen cansados ​​y desesperanzados. Pero esto es lo que pido si estás tan cerca de renunciar: darle un intento más, con sentimiento. Sé que estás cansado de tus intentos. Sé que estás al final de tu ingenio. Pero la verdad sobre ese segundo viento de pasión es que nunca vas a darte cuenta de lo tienes si no sigues corriendo más allá del primero.

Todos somos más resistentes de lo que pensamos, y eso es una verdad indiscutible. Siempre hay más amor que somos capaces de dar, más esperanza que somos capaces de tener, más pasión que somos capaces de desencadenar e inundar en el mundo. 



Simplemente no caminamos lo suficientemente lejos en nuestras propias carreteras para llegar al punto en el que estamos viendo esas acciones florecer. Queremos resultados inmediatos y cuando no vemos ninguno, nos damos por vencidos. Dejamos que el agotamiento nos detenga. Crecemos frustrados con la falta de retroalimentación y suponemos que significa que tenemos que tirar todo el intento al tacho.

Porque esto es algo que todos detestan admitir - ninguno de nosotros está inspirado cada día. Todos nos cansamos. Todos nos desanimamos. Y se nos permite trabajar con esos sentimientos. El hecho de que estés derrotado y agotado y enfermo de la vida que estás viviendo no significa que no estés haciendo un cambio. Cada persona que has admirado ha tenido momentos en los que se sintieron derrotados en la búsqueda de sus sueños. Pero eso no les impidió alcanzarlos. Se te permite tropezar lentamente hacia tus mayores transformaciones. No siempre tiene que ser un asunto candente y flagrante.

Algunas partes de la vida suceden en silencio. Ocurren lentamente. Suceden por las pequeñas y cuidadosas elecciones que hacemos todos los días, que nos convierten en mejores versiones de nosotros mismos. Tenemos que permitirnos el tiempo para que esas alteraciones sucedan. Para verlas evolucionar. Para no crecer desesperadamente frustrados en el medio.

Cuando estés cansado, ve despacio. Ve en silencio. Ve tímidamente. Pero no te detengas. Estás cansado por todas las razones correctas. Estás cansado porque se supone que lo debes estar. Estás cansado porque estás haciendo un cambio. Estás agotado por todas las razones correctas y es sólo una indicación para continuar. Estás cansado porque estás creciendo. Y algún día ese crecimiento dará paso al rejuvenecimiento exacto que necesitas.


Escrito por Kevin Guanilo de Hoy Aprendí.

HAY GENTE QUE TE INSPIRA Y HAY PERSONAS QUE TE AGOTAN

Hay personas que agotan, que engullen tu tiempo, la paciencia y tu energía. Son presencias sibilinas doctoradas en promesas incumplidas que nunca están en paz y siembran guerras con el mundo entero. Por eso, hemos de ser selectos y sabios en nuestras relaciones y rodearnos solo de ellas: de las personas que inspiran.
En un interesante estudio sobre interacción social llevado a cabo en la Universidad de Rochester (Nueva York) se concluyó con un dato curioso: 1 de cada 10 personas presentaría un estilo de personalidad que los expertos definieron como “saboteadores de la felicidad”. Las personas que agotan son quizá las más comunes, porque despliegan, a veces sin saberlo, conductas estresantes que condicionan de forma directa aquellos entornos donde se mueven.

Algo que muchos de nosotros podemos pensar al definir a este tipo de perfiles, es que estamos hablando una vez más, de personas tóxicas. No es lo adecuado. No debemos caer tan rápidamente en el uso de estas etiquetas que poco tienen de científico y sí mucho de popular, porque generalmente, pasamos por alto conductas y actitudes particulares de una persona o de un estilo de personalidad en concreto. Si una persona nos agota es porque nosotros somos permeables.


Personas que agotan: mecanismos psicológicos.

Hay personas que agotan en nuestra familia, en nuestros trabajos, entre las amistades e incluso por qué no, en nuestras relaciones afectivas. Nos agotan cuando somos prisioneros de los afectos y el ser amado se convierte en un comerciante que apunta nuestras faltas y luego se las cobra. Nos cansan los discursos egoístas, los prejuicios y los campos minados por el victimismo y el chantaje.

En el completo e interesante libro titulado “Inteligencia Emocional 2.0” de Jean Greaves se nos explica que las personas no solemos ser plenamente conscientes del impacto de este tipo de vínculos en nuestro equilibrio emocional y en nuestra salud. Te proponemos descubrir alguno de estos efectos.

El impacto emocional de las personas que sabotean nuestra calma.

Podríamos decir que el término “quemar” adquiere aquí una connotación casi real. Las personas que agotan nos usan a menudo como “contenedores emocionales” donde volcar sus pensamientos, miedos y oscuridades, hasta el punto de desgastar lentamente esa arquitectura tan íntima y poderosa que forma nuestro cerebro.

-Las personas que agotan nos ocasionan un alto nivel de estrés. Cuando esta emoción negativa se vuelve crónica, las dendritas neuronales (los “bracitos” con los que se unen nuestras células nerviosas) se rompen a causa de esta sobreexcitación tan dañina y estresante. El área donde más se sucede esta alteración es en nuestro hipocampo, ahí donde se localiza la memoria y las emociones.

-El sentirnos agotados, el ser “permeables” a este tipo de conductas, lejos de apagarnos o de conferirnos cierto cansancio, nos mantiene siempre en alerta. Es la clara e instintiva sensación de querer defendernos de “algo” o “alguien”, de vivir siempre a la defensiva pero al mismo tiempo sintiéndonos cautivos.

Estamos seguros que ante estas mismas situaciones muchos te habrán dicho aquello de ” pues aprende a poner límites de una vez”. Ahora bien, en realidad, se trataría de algo mucho más sencillo que todo esto.

Basta con tomar plena conciencia de algo esencial: nadie tiene derecho a quemar todas tus naves de la felicidad, nadie debe traerte tormentas cuando tú habitas en un océano en calma. Nadie debe llevarte a esa deriva donde se esconden tus demonios internos. Busca gente que te inspire, no que prenda la chispa de tus incendios internos hasta el punto de “quemarte”.

Me gustan las personas que me inspiran.

A menudo, suele decirse que cuando uno es muy-muy joven no elige a sus amistades o a sus primeros amores, acogemos lo que nos viene con pasión y sin filtro alguno, llevándonos por una ceguera momentánea que se curará, seguramente, con los años. Ahora bien, con el tiempo nos volvemos mucho más selectos, más hábiles y menos permeables a lo que no sirve, a lo que agota, a lo que desea robarnos lo que nos es legítimo: la felicidad.

Buscar o mejor dicho, permitirnos encontrar personas que nos inspiran es una necesidad vital en la que deberíamos invertir cada día. Porque quien inspira abre las ventanas del alma y enciende además el faro de nuestra mente para permitirnos emerger de nuestras noches de apatía, de miedos y soledades.


Tener madres, padres o hermanos que nos inspiren, por ejemplo, es algo que nos confiere también fortalezas excepcionales para crecer en madurez y libertad. Disponer de amigos que no agotan, sino que se alzan como figuras en las que inspirarnos para ser mejores personas, es sin duda un privilegio al que nunca deberíamos renunciar.

Por su parte, ningún amor puede ser tan pleno y auténtico como el que se construye con las raíces del respeto y con las hojas relucientes de la admiración y la inspiración mutua. Porque para inspirar a alguien no es necesario ser perfecto, en realidad, basta con que los demás vean cómo superas tus propias imperfecciones para dar siempre lo mejor de ti en cada momento. Vale la pena tenerlo en cuenta.

No dejo atrás a nadie, pero algunas personas me van perdiendo cada día un poco más sin apenas darse cuenta. Me desprendo de ellas porque me agotan, porque me quitan las energías y porque no permito que nadie sabotee mi felicidad. Prefiero rodearme de gente que me inspira.

Este articulo fue realizado gracias a consejosdelconejo.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Por Valeria Sabater para lamenteesmaravillosa.

El misterio de la atracción mental: dos almas que se acarician

A veces, dos almas se encuentran como lo hacen las estrellas más antiguas del firmamento. Casi sin saber cómo, entramos en un mismo campo gravitacional donde casi todo encaja. Hablamos de esa seducción mental que va más allá de la física, porque atrapa y encandila, ahí donde dos almas se acarician y navegan con el mismo rumbo.
Este tipo de atracción que va más allá de la piel y que se ahonda en otro tipo de procesos, en realidad, es más común de lo que pensamos. Ello no quita, no obstante, que el peso de la apariencia física siga teniendo su notable importancia. De hecho, tal y como demostró el psicólogo social Solomon Ash en sus “Teorías implícitas de la personalidad” las personas seguimos pensando que todo lo hermoso es bueno, y por tanto, beneficioso.

“Que alguien te haga sentir cosas sin ponerte el dedo encima, eso es admirable”
-Mario Benedetti-

A la hora de hablar de la atracción hemos de tener en cuenta que gran parte de esos mecanismos se rigen por procesos inconscientes. El físico es nuestra carta de presentación y un gran reclamo, lo sabemos; sin embargo, este reclamo no es siempre el señuelo perfecto ni el más infalible. La biología, la química y nuestras necesidades psicoemocionales dan forma a ese campo gravitacional donde acercarnos hacia unos perfiles determinados, con los que a veces, casi sin saber cómo, surge la magia y un proyecto vital.


No hablamos en absoluto de “almas gemelas“, sino de personalidades que conectan, que están en perfecta sintonía y que son capaces de crear un vínculo fuerte y enriquecedor. Un tema interesante y con muchos matices del que deseamos reflexionar contigo.

La atracción mental no busca almas gemelas, busca compañeros de viaje

Empezaremos hablando de un dato curioso que debe invitarnos a la reflexión. Según un estudio llevado a cabo por el doctor Raymond Knee, director del laboratorio de psicología social de la Universidad de Rochester, más de la mitad de las personas creen que las almas gemelas existen. Es decir, que las personas estamos destinadas entre nosotros y que ese tipo de atracción trasciende a lo que a simple vista, es comprensible.

Dentro de la visión del concepto de las almas gemelas, el aspecto de la atracción mental  es sin duda un pilar básico. No obstante, tal y como nos explica este mismo autor a través de artículos como “The Science of Soulmates”, este tipo de atracción iría más allá de los simples procesos mentales asociados a la conjunción en cuanto a valores, necesidades y afectos para llegar a un campo más bien espiritual.

“Amar no es solo querer, es sobre todo comprender”
-Françoise Sagan-

Queda claro que para una visión científica este enfoque no es válido.  No lo es porque hay quien deja en manos del destino aspectos que deben estar bajo nuestro control. Porque la auténtica atracción mental no entiende de magia ni de destinos, sino de la conjunción de dos personalidades maduras que, más allá de un amor eterno, lo que buscan es una relación presente, un compañero/a de viaje por el cual,  luchar cada día.

Unidos por el destino o unidos para crecer

El doctor Raymond Knee sigue a día de hoy inmerso en el estudio sobre la concepción social de las “almas gemelas” . Desde su departamento podemos realizar un test con el cual evaluar nuestra visión sobre el tema. Tras realizar esta prueba sabremos si pertenecemos a alguno de estos dos grupos.

-Personas que creen en la existencia de las almas gemelas. Desde este enfoque, la atracción mental se entiende como ese proceso mediante el cual, nuestra unión con la otra persona es tan íntima y excepcional, que no necesitamos decir qué queremos o qué nos falta para que el otro miembro lo sepa. Somos un mismo ser.

-Personas que creen en las relaciones afectivas como parte de su crecimiento personal y emocional. En este caso, el destino tiene poca o ninguna importancia. Nadie está predestinado a nadie, somos nosotros quienes lo creamos invirtiendo tiempo, voluntad y esfuerzo cuando encontramos a ese compañero de viaje.

La atracción mental responde en este último caso a una concordancia en cuanto a intereses, pasiones, valores y la facilidad con la que negociamos, con la que nos entendemos para llegar a acuerdos sin esperar a que la otra persona “adivine” qué nos ocurre. Entenderlo de otro modo nos podría llevar a una profunda frustración.

Las claves de la atracción mental

La atracción física es algo fuerte, intenso, descontrolado… Lo sabemos y nos encanta. Sin embargo, la auténtica magia que caracteriza a esas relaciones más auténticas y estables se halla en un equilibrio ideal entre ambas dimensiones, ahí donde la seducción mental es cada día el ingrediente más descarado, el más vívido y emocionante.

“El amor hace posible la paradoja de dos que se vuelven uno sin dejar de ser dos”
-Erich Fromm-

Asimismo, si nos detenemos a ahondar un poco en las claves de la auténtica atracción mental nos daremos cuenta de que, efectivamente, hay muy poco de sobrenatural en ella, pero sí mucho de emociones, de pulsiones, de química y de ese tipo de intuición enterrada en nuestro inconsciente que nos dice que es él o ella la persona que en este momento presente, más nos conviene.

Veamos algunos aspectos.

El primer aspecto es sin duda la reciprocidad, algo tan básico como ser respondidos de forma positiva, sentirnos reconocidos valorados y vernos como figuras importante a ojos de otra persona, conforma una atracción muy significativa.

-La atracción mental confluye también en intereses semejantes, en ver el mundo desde una misma perspectiva y bajo unos mismos principios. Pueden haber diferencias en algunos aspectos, claro está, pero esas pequeñas disonancias son respetadas e incluso valoradas.

Asimismo, la atracción mental se enciende a través del desafío. Hay personas que nos hacen sentirnos vivos, que nos retan con su mirada, con sus conocimientos, con esa sutil combinación donde lo familiar se entremezcla con lo desconocido. Poco a poco, se configura algo que nos emociona, que llena nuestra mente para, irremediablemente, encender nuestro corazón y dejar que nuestras almas se acaricien.

Este articulo fue realizado gracias a lamenteesmaravillosa.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Alcanza lo que mereces y llegará lo que necesitas

Alcanza lo que mereces y llegará lo que necesitas. ¿Habías pensado en esta sencilla ecuación en algún momento? No hay un entramado mágico tras ello, en realidad, es un simple autodescubrimiento capaz de guiarnos en cada uno de nuestros pasos, para alcanzar logros. Aquello que de verdad necesitamos.
Piensa en tu día a día. Lleno de presiones, obligaciones y objetivos que cumplir. Te hallas tan arraigado a estas realidades que te olvidas de atender algo esencial. A ti mismo. A lo que mereces, a lo que necesitas.

En el momento en que te das cuenta que mereces respeto, alzas tu voz y llega lo que necesitas: reconocimiento. En el momento en que descubres que mereces ser feliz, pones en marcha el motor del cambio y poco a poco, llega el equilibrio, la plenitud.

Ahora bien, sabemos que todos estos principios son muy difíciles de conseguir. En el día a día nos encontramos muy ligados, muy apegados a cosas y personas. Sabes que necesitas más reconocimiento por parte de tu pareja, de tu familia, pero… ¿Cómo alcanzarlo si ellos no “dan el paso”?

En realidad, el cambio siempre debe partir de nosotros mismos. Las personas no cambian. Por lo tanto, eres tú quien debe alcanzar lo que mereces dentro de tus posibilidades, porque cualquier movimiento, o cambio de actitud, por pequeño que sea, puede generar grandes cosas.


Al  destino no se le espera: se crea

Tú eres el artífice de tu propia vida. Mientras avanzas y lo creas, el propio camino te irá trayendo obstáculos que superar y de los que aprender. Ahora bien, si no tienes claro aquello que mereces, es probable que te acabes perdiendo.

Si hay algo que mereces es ser feliz. Así pues, no te quedes esperando a ver qué hace el destino contigo, levántate y ve construyéndolo mediante tus actos y tus pensamientos.

Hay quien no tiene muy claro aquello que de verdad merece. Deja pasar el tiempo y la vida va hilando sus logros y también sus tragedias. Si no te tienes claro que mereces dignidad, libertad y derecho a disponer de tu crecimiento personal, es probable que terceras personas vulneren esos principios sin pedirte permiso.

No debemos permitirlo. Si hay una necesidad esencial que debes cultivar en el día a día, es tener muy claro todo lo que de verdad mereces. Y no te equivoques, el permitirte aquello que necesitas y mereces no es ser egoísta. Es mirar por ti, es respetarte, es cuidar de tu autoestima.

Mereces ser tú mismo cada dia de tu vida: escucha tu voz interior

¿Cuándo fue la última vez que hablaste contigo mismo? ¿Crees que es una conversación inútil? La verdad es que cuesta creerlo, pero en realidad, son muy pocas las veces en las que llegamos a hacer un auténtico diálogo interno.

-La mente suele estar llena de “ruido”. Los pensamientos limitantes, las preocupaciones, el recordar los errores del día, las palabras dichas o no dichas, deja poco espacio para nuestra voz interior.

-Dedica una o dos horas al día para ti mismo. Debe ser tu espacio personal, privado. Relájate y empieza primero por preguntarte cómo te sientes. Después, plantéate otra pregunta: ¿Qué necesitas?

-Por último, afronta otra cuestión: ¿piensas que estás siendo tú mismo cada día de tu vida? En ocasiones, anteponemos las necesidades ajenas a las propias, de forma que poco a poco, nos vamos quedando en un segundo plano donde llegar a ser “una sombra de nosotros mismos”. Cuidado.

Para conseguir lo que necesitas primero debes permitirte lo que mereces

Es así de sencillo. Para cumplir una necesidad primero hay que ser capaz de abrir una puerta. Nadie va a saciar su sed si no busca una fuente, o no sale al exterior para aguardar la llegada de la lluvia.

A este mundo llegamos sin nada y nos vamos de igual forma. Deja que todo ese trascurso llamado vida fluya con integridad y felicidad sabiendo siempre y en cada momento lo que mereces, lo que tu esencia vital necesita.

Como ves, es nuestra propia fuerza interior, determinación y voluntad las que deben tener muy claro en cada momento dónde están los límites y cuál es el camino. Si alguien te infravalora, usa la ironía para atacarte o se prioriza cada día dejándote en segundo plano, está cruzando el límite de lo que es permisible. No lo mereces.

Ten siempre muy en cuenta estos sencillos principios:

-Tu pensamiento es quien crea lo que te envuelve: no es lo que te pasa es cómo lo piensas.

-Piensa de una forma más libre, más abierta, evita los miedos, las negaciones, la indecisión… Amplia perspectivas, sal de tu zona de confort cotidiana.

-¿Piensas que mereces ser independiente, tener tu “lugar en el mundo”? Márcate un propósito cada día y supérate. Al final llegará lo que necesitas: tu propio reconocimiento y satisfacción personal.

-¿Mereces a alguien que te quiera de verdad? Empieza siendo primero la persona que tú deseas ser. Cuando te sientas orgulloso de ti mismo, atraerás a la persona que de verdad necesita tu corazón.

-¿Mereces ser feliz? Entonces rompe barreras, aléjate de quien te hace daño, vive nuevas experiencias y, día a día, llegará lo que necesitas: el verdadero bienestar. La plenitud personal.

Este articulo fue realizado gracias a lamenteesmaravillosa.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Esta carta te hará ver la vida de otra manera

Estimado humano,

Si justo ahora estás leyendo esta carta, quiero darte la noticia de que eres un gran afortunado. Entre millones y millones de estrellas, galaxias y planetas, tú estás aquí, en este preciso momento, y tienes la posibilidad de leer, de reír, de llorar, de amar, y de vivir. No todos los conjuntos de átomos tienen esa suerte, y ni siquiera la tengo yo.

No pude crearte como un ser perfecto, ni como un ser divino, pero te otorgué alma y conciencia, te hice un ser libre.
Estoy aquí para ayudarte a cumplir tus sueños. Pero tendrás que ser consciente de lo que me pidas: siembra en tu mente paz y tranquilidad, y te la daré. Tus actos, pensamientos y palabras son el espejo de lo que en algún momento te regresaré cien veces más.

Quiero darte algunos consejos. No son órdenes, pero si escuchas, agradecerás. Ama mucho y ama siempre, pero recuerda que el amor no se trata de posesión sino de apreciar, admirar, compartir y sentir. Recuerda que para poder amar a otros seres debes amarte primeramente a ti, tal cual eres.

Deja de lado el odio, la injusticia, el racismo, el materialismo. Alimenta tu alma con arte, con música. Aliméntate todos los días con lo que amas hacer, sal a conocer el mundo, viaja. Recuerda que tú eres parte de mi así como yo soy parte de ti. Si alimentas tu alma también alimentarás la mía y lograremos ese gran balance.


Estimado humano, te haré caer varias veces, y quizás pienses que te he defraudado, pero debes saber que lo hago para que aprendas a levantarte con más fuerza.

Te llenaré de lágrimas en varias ocasiones, de tristezas, pero recuerda que al final de esa gran oscuridad siempre habrá una luz para ti.
A través de tu vida te iré quitando a algunos de tus hermanos cercanos, pero no te preocupes, recuerda que todo tiene un propósito, la muerte es solo una extensión de la vida, no mueren, solo pasan a ser esencia y energía del universo, la misma que tú respiras todos los días.

Humano, nunca estás solo. Cuando te sientas solo recuerda que estoy aquí, te veo y te siento. Sería muy complicado regalarte una forma física de todo mi ser, pero te he regalado trocitos de mi alma, te he regalado una luna que puedes contemplar todas las noches, las estrellas, el sol; te he regalado flores; te he regalado a una naturaleza perfecta, a tu madre naturaleza.

Ella se llama Pachamama, Gaia, y debes cuidarla, amarla y respetarla, aprender de ella porque es sabia.

Yo no hice las religiones, ni las ideologías que solo actúan completamente en mi opuesto, separando a las personas y clasificándolas. Yo creé seres libres.

Por ello eres libre de darme la forma que tú desees. Puede ser la de un Dios, la de una ideología, la de una divinidad, puedes simplemente no creer en mí.

Es muy complicado darte a conocer mis secretos, la historia de mi creación y mi propósito. Simplemente deseo que aproveches este segundo que te he otorgado en toda mi historia, que vivas al máximo cada día que te otorgo.

Por favor, haz que te recuerde, deja huella como humano en esta hermosa historia del universo.

Atte,
El Universo

P.D.: Recuerda que cada acción que hagas con el corazón, tendrá ecos en todo el universo.

Este articulo fue realizado gracias a rincondeltibet.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

No te extraño, extraño a la persona que pensé que eras

Lo reconozco, ha sido mi error… es mi culpa sentir este profundo vacío en mi ser por algo que no era más que una ilusión generada por mi mente. En ella eras tan perfecto, tan cercano a lo que siempre había esperado, tan mío… que el solo hecho de que formaras parte de mi vida era para mí la mayor ganancia.
Te idealicé con los ojos del amor y de la esperanza, con el sueño de que alguien volviera a despertar en mí esos sentimientos ya dormidos, que inclusive consideraba muertos. Eras tú en mi proyección mental, solo tú,  quien podía entre sus brazos hacerme olvidar todos los amargos recuerdos de mi pasado, eras tú quién podía apoderarse de mi piel mientras yo me transportaba los remotos lugares de un placer hasta ese momento desconocido.

Pero sencillamente en la vida real, la misma que me permite hoy recordarte, solo habitabas de forma perfecta en mi mente, porque la dura verdad, ésa que me sienta cada vez que intento nuevamente idealizarte y me coloca frente a frente ante ti, me dice que eso jamás existió, que ese amor profundo de dos solo fue de uno, que mientras tú jugabas yo soñaba con un nosotros sin fin.


En el amor no se debe idealizar, se debe amar sin expectativas, sin voltearle la cara a la realidad… Se debe apreciar a quienes amas por lo que son y no por lo que quisiéramos que fuesen… Que dura lección la que me llevé, que fuerte ha sido reconocer que de no ser por lo que en mi mente eras, probablemente nunca te hubiese amado, la realidad me grita que no lo merecías, mientras yo, aún incrédula me pregunto dónde estás?

Todo lo vivido me ha hecho crecer, me ha hecho ver las cosas de forma diferente, me ha hecho darme cuenta de quién eras en realidad y la brecha tan grande que había que cruzar para llegar al sitio perfecto donde mi mente y mi corazón te ubicaban… Darme cuenta de esto, me ha hecho más fuerte de lo que nunca había sido, me ha permitido abrir los ojos y despertar de mi sueño de cuento de hadas y solo por eso te agradezco que hayas formado parte de mi vida.


Debemos valorar cada experiencia y cada tropiezo, son ellos los que nos forman, son ellos los que nos irán haciendo más fuertes, más sabios, más selectivos… contigo espero haber crecido lo suficiente como para que esto no vuelva a ocurrir en mi ser. Una herida tan profunda, de ésas que no se ven pero tardan mucho en curarse es lo que me dejó sacarte de mi corazón para albergar en sustitución un gran vacío… Un vacío enorme generado por la mentira.

No te culpo… Yo fui quien te dio el lugar equivocado y sí, algunas veces te extraño… Pero solo como pensaba que eras.

Este articulo fue realizado gracias a mujer.guru Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Prefiero que me odien por lo que soy, a que me amen por alguien que aparento ser

A veces el precio por ser uno mismo, es no agradarle a todos, pero con gusto debe ser pagado. Venimos a este mundo ya adaptándonos a muchísimos patrones que corresponden a la evolución como tal, a nuestro momento histórico, a la sociedad, a la familia, a la crianza… y si en medio de todo esto que conscientemente no hemos elegido encontramos algo de nosotros mismos y creemos que efectivamente eso somos, pues no tenemos más que hacer que defender esa creencia vehementemente.
Cada uno de nosotros tiene su esencia, se va formando, va evolucionando ante un sinfín de influencias a su alrededor y va dejando consigo las que considere, resultando de esta manera lo que nos define con mayor facilidad. Y cada uno de nosotros nos toparemos en nuestro paso con muchos tipos de personas, aquellas con las que sentiremos mayor afinidad, que tenderán a aceptarnos tal y como somos y aquellos que chocarán con lo que somos y nos rechazarán o intentarán cambiarnos.

Para todos hay y es una verdadera locura pretender que todos nos amen por lo que somos, y más frustrante aún resulta el hecho de aparentar para lograr la aceptación y el afecto de las personas que nos interesan. El afecto debe ir ligado a la aceptación y el respeto, si alguien a quien nosotros no afectamos de manera negativa, no nos acepta, no debemos sentirnos mal, debemos entender y respetar que no resultamos compatibles.


Muchas veces no nos detenemos a mirar hacia dentro cuando rechazamos o no aceptamos algún rasgo o característica en otro, siendo esta una de las mejores herramientas para conocernos a nosotros mismos, ya que es justo aquello que rechazamos en el otro lo que debemos trabajar en nosotros mismos.

Debemos ante todo amarnos a nosotros mismos, respetarnos y aceptarnos. Éste será el punto de partida de lo que permitamos en nuestras vidas y cómo nos afecten las reacciones de quienes nos rodean con respecto a todo lo que tiene que ver con nosotros.

Estamos acá para crecer, para evolucionar, para cambiar de ser preciso, pero esos cambios deben venir desde nuestro interior y no responder a complacer a otra persona que pretende que seamos diferentes para poder aceptarnos. Nuestra esencia, todo aquello que de una manera u otra nos define, debe ser preservada y respetada y siempre será preferible que no agradar por lo que somos, a que amen una mentira que nos anule, pretendiendo ser alguien que no somos.

Este articulo fue realizado gracias a mujer.guru. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.