El poder de ABRAZARNOS

Se dice que necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 para mantener nuestro equilibrio emocional y 12 para recorrer el camino del crecimiento.
Abrazos y salud emocional 
Si bien los científicos no han comprobado el número de abrazos necesarios para sentirnos bien, lo que han comprobado mediante distintos experimentos es que la ausencia de contacto físico amoroso aísla al individuo emocional y socialmente.
La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y posiblemente el más sensible; la piel también señala nuestros límites, límites que pueden convertirse en barrera sino nos comunicamos a través de ella.
Fuera de toda connotación sexual, dar y recibir abrazos nos aporta muchos beneficios; te contamos algunos:
1- Al arroparnos, un abrazo nos proporciona seguridad y confianza.
2- Nos proporcionan consuelo y por ello nos ayudan a recuperarnos de la nostalgia y la tristeza.
3- Favorecen la expresión emocional no verbal, nos ayuda a comunicarnos sin palabras.
4- Rebajan el nivel de estrés y la angustia.
5- Nos ayudan a conectar con los demás, facilitando la comunicación afectiva y el sentimiento de empatía.
6- Al generar bienestar, mejora nuestro humor y ahuyentamos el pesimismo.
7- Son de gran ayuda para superar bloqueos físicos o emocionales.
8- Dejamos de sentirnos solos para sentirnos sostenidos.
9- Generan un sentimiento de agradecimiento.
10- Cada vez que damos un abrazo? ¡recibimos otro!


Cómo debe ser un abrazo
El contacto físico tiene muchos modos de expresarse dependiendo de las culturas, la educación y las creencias de las personas. Así pues, pide permiso para dar un abrazo. Si necesitas uno, pídelo y explica como quieres recibirlo.
Al desbloquear tensiones es fácil que suspiremos fuertemente, tengamos ganas de llorar, o emitamos otros tipos de sonidos que expresen placer o alivio. Es normal y comprensible, permite que la emoción aflore sin vergüenza.

Hay abrazos cortos y eternos? Un abrazo dura lo que dura tu necesidad de el, un pequeño gesto hará entender a quien te abraza que debe devolverte tu espacio. Concluye tu abrazo con un agradecimiento sincero.



Fuente: el post completo y original lo puedes encontrar en vuestrolugarfavorito

Comentarios

  1. Me gustan los abrazos. Cuando abrazamos transmitimos la sincerida de nuestro sentir. Por eso, al recibir un abrazo de alguien que acabas de conocer, no sientes la efusividad del de las personas conocidas y apreciadas. Cuando des un abrazo no permitas que algún objeto se intrponga entre ti y la otra persona, por ejemplo:lentes, cartera,otro. Que puedas sentir la emoción que esa otra persona y tu quieran intercambiar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada