viernes, 9 de diciembre de 2016

Conviértete en una persona indispensable para cualquier empresa

En el mundo empresarial existen dos tipos de personas: las que son prescindibles para una empresa y las que no lo son tanto. Asumir nuevas tareas, ser responsable y aportar creatividad sin necesidad de que te lo exijan son algunos de los consejos que te brindaremos aquí si quieres convertirte en una persona indispensable en una empresa. 
IMAGEN: PEXELS
Haz lo que te gusta
Por ejemplo, si eres periodista de viajes siempre disfrutarás más escribiendo sobre tus vacaciones en Polinesia que sobre una aplicación de smartphone. Antes de convertirte en alguien indispensable para tu empresa debes valorarte tú también y enfocarte en aquellas tareas en las que sabes que puedes destacar. Trabajar en un proyecto que te guste no solo te permitirá abordarlo mejor, sino afrontarlo con mayor positivismo, creatividad y responsabilidad. 

Cumple tus promesas
Si propones una fecha límite para entregar un proyecto o cumplir una tarea, trata de comprometerte a hacerlo incluso antes de esa fecha, pues si hay algo que en estos tiempos que corren se agradece la rapidez, la puntualidad, la eficacia y la responsabilidad de un proyecto que puedas abordar sin necesidad de retrasos y titubeos.

Sé flexible
La flexibilidad es una virtud más que necesaria en unos tiempos dinámicos en los que abordar varias tareas representa uno de los desafíos más frecuentes. Si empiezas rechazando nuevos cargos, labores o proyectos dentro de tu propia empresa tus superiores lo concebirán como un retroceso por tu parte, y basta con hacerlo una vez para que tal decisión te condene para siempre. 



Evoluciona
Hay personas que no consideran el trabajo como un motivo de autorrealización, se trata simplemente de sobrevivir. Sin embargo, otras personas cuentan con ambiciones que pueden estar aún alejadas de su situación actual. Estancarte es la antítesis de cualquier evolución laboral, la cual puedes comenzar por ti mismo de muchas formas: solicitando a tus superiores formación que te permita abarcar otras áreas o leyendo e informándote en profundidad sobre algún aspecto relacionado con tu proyecto.

Di que sí, pero valórate
¿Crees que podrías abordar esta tarea? SÍ. ¿Y hacer horas extras? SÍ. Hoy, tu compañero no puedo venir, ¿puedes sustituirle? SÍ. ¿Y si te pagan el mes que viene en vez de esta semana? SÍ. Bien, hay una delgada línea entre ser flexible, atento, positivo y otros muchos consejos que los profesionales te dirán y la de no valorarte lo suficiente como para permitir que tu empresa se aproveche de ti. Antes de poner en prácticas todos tus potenciales al servicio de otros debes valorarte a ti mismo.

Estos consejos te ayudarán a ser una persona indispensable en una empresa, lo que te brindará muchas oportunidades y éxito en el ámbito profesional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada